Croquetas de queso de cabra y cebolla caramelizada

lunes, 7 de noviembre de 2016







Ingredientes (para unas 40 - 50 croquetas)

  • 200 gr de queso de rulo de queso de cabra
Para la cebolla caramelizada:
  • 450 g de cebolla
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 cucharada de vinagre balsámico 
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • sal
Para la bechamel:
  • 110 gr de harina
  • 110 gr de mantequilla
  • 1 litro de leche
  • pimienta blanca y nuez moscada (opcional)


Preparación:

1. Lo primero será hacer la cebolla caramelizada: aquí tenéis la receta. La podemos hacer un día antes de ponernos manos a la obra con las croquetas si así os organizáis mejor.

2. Para seguir nos pondremos con la bechamel. Para ello empezaremos por calentar la leche en un cazo hasta que hierva, aromatizándola con una hoja de laurel, un clavo de olor o lo que tengamos a mano. Una vez que rompa a hervir la retiraremos del fuego. 



Por otra parte, en una sartén suficientemente grande para que nos quepa toda la masa de nuestras croquetas, derretiremos la mantequilla y una vez derretida añadiremos la mantequilla, mezclando sin parar esta masa "roux" con unas varillas. Estaremos así durante un par de minutos, es importante que la harina se tueste para quitarle el sabor a crudo.


Una vez tostada la harina añadiremos la leche, que debe de estar bien caliente. Removemos continuamente con las varillas hasta que obtengamos una salsa bechamel bien espesita. 



3. A continuación añadiremos la cebolla caramelizada y el rulo de queso de cabra en trocitos, quitándole previamente la corteza. También echaremos sal, pimienta y una pizca de nuez moscada. Mezclamos bien con las varillas hasta que se funda el queso y todos los ingredientes queden integrados. Nos debe quedar una masa que se despegue de la sartén al moverla. 



4. Una vez tengamos nuestra masa lista la pasaremos a una fuente y la cubrimos con film transparente de cocina, de forma que el film esté completamente en contacto con la masa, sin dejar ninguna parte sin tapar. Dejamos enfriar y metemos en la nevera durante unas cuantas horas, o incluso hasta el día siguiente.




5. Y ya sólo nos falta rebozar las croquetas: hacemos bolitas con las manos y las cubrimos primero con harina, después con huevo batido y por último con pan rallado. 

6. Una vez rebozadas las podemos congelar para otro día o freírlas en abundante aceite caliente, para que no se nos abran. 



0 comentarios:

Publicar un comentario

verde que te como verde Copyright © 2009 Designed by Ipietoon Blogger Template for Bie Blogger Template Vector by DaPino